Comercio electrónico en Guatemala

Opciones de pago para mi tienda en línea

Sabemos que al día de hoy resulta importante que nuestro negocio tenga presencia digital, puesto que el avance de la tecnología ha cambiado la forma de estar conectados y de interactuar, y esto es así también para el mundo del comercio. 

Tener una tienda en línea o formar parte de la empresas de comercio electrónico será un factor importante para el crecimiento de nuestra empresa, pues este mercado está en constante crecimiento por la ventajas y comodidad que puede ofrecer en la compra y venta de nuestros productos y servicios. 

Ahora bien, algo que no debe faltar en nuestro ecommerce y que es determinante en el proceso de compra es la facilidad que damos al usuario para realizar el pago de lo que está comprando. 

Aunque existen diversas formas de implementar el proceso de pago en nuestro ecommerce, debemos tener claro que la más eficaz y generalmente preferida por los compradores en línea, será la opción de recibir pagos en línea. Aún así es importante que conozcamos las diferentes opciones de pago con las que podemos trabajar.

Recepción de tarjeta de crédito

Si el alguna vez te has preguntado ¿cómo puedo recibir pagos en mi página web?, esta es la opción para ti. 

Este método es el más usado en el comercio electrónico y usualmente asegura la venta con compradores más experimentados en el comercio electrónico, pues facilita el proceso de pago.

Ahora bien para que tu ecommerce pueda realizar transacciones a través de una tarjeta de crédito/débito es necesario implementar una pasarela de pago a tu tienda en línea, para ello existen diversas opciones, generalmente provistas por entidades financieras, como visanet en Guatemala. Para añadir esta opción en tu tienda en línea, deberás contratar un técnico con el conocimiento necesario para ello.

Al implementar este método debes tener en cuenta que se te cobrará un porcentaje de comisión por cada transacción. 

Ventajas

  • Es la forma de pago preferida por los usuarios.
  • El pago se efectúa inmediatamente.
  • Simplifica el proceso de compra y asegura la venta.

Desventajas

  • Requiere de una inversión para su implementación en tu tienda en línea, y soporte continuo. 
  • Algunas veces los costos de comisión pueden llegar a ser elevados.
  • Puede generar desconfianza en usuarios poco asiduos a comprar en línea.

Recibe pagos en línea

Inicia tu estrategia de comercio electrónico aceptando pagos en línea en tu página web con VisaNET Guatemala.

Pago contra entrega y en efectivo

Una de las opciones más tradicionales, y que está disminuyendo entre los usuarios. En este tipo de pago tus clientes pagan el producto en el momento en el que lo reciben y la transacción se realiza en efectivo. 

Ventajas

  • Es una buena forma de empezar cuando tu ecommerce aún no tiene la confianza de los clientes.
  • Le asegura al usuario que pagará por algo que además de recibir, esta en buen estado. 

Desventajas 

  • Puede producir una devolución por inconformidad o indecisión del cliente.

Depósito a Bancos

El depósito bancario, a pesar de que es un proceso un tanto más largo sigue siendo uno de los métodos de pago más usados en el comercio electrónico. El proceso de depósito implica que el cliente realice  una transferencia o deposito bancario, y seguidamente confirme mediante la página web de nuestra empresa u otros vías que el pago fue efectuado, este tipo de pago es usado por empresas de diferentes rangos.

Ventajas

  • No implica un costo de comisión por la transacción.
  •  Una vez hecho el pago, nos aseguramos de que el comprador no cambie de opinión.
  • Recibimos el dinero completo por adelantado.

Desventajas

  • Hace el proceso de compra más largo.
  • Implica procesos administrativos para asegurar y confirmar la transferencia.
  • El comprador puede decidir no realizar el depósito y así perdemos la venta.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de pago que puedes implementar en tu ecommerce podrás decidir cuál se adapta mejor a tu negocio y tus posibilidades,  aunque lo recomendable es ofrecer al usuario más de un método de pago, para que este pueda decidirse por el de su preferencia.